​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Yoga: más que una práctica, ¡un estilo de vida!

Octubre, 2015.- Quizá nos hemos preguntado muchas veces por qué se ha puesto tan de moda el yoga.  Una práctica sobre la cual se habla constantemente en revistas, televisión, redes sociales y donde sea propicio recomendar una actividad física y que ha pasado a ser la disciplina más recomendada por expertos debido a los grandes beneficios que brinda al ser practicado con constancia.

Muchos se inician en el yoga para mantener el cuerpo flexible y en forma, otros lo hacen en busca de ayuda o alivio para alguna dolencia por recomendación de un médico, pero sea cual sea la razón,  su práctica se convierte en un estilo de vida debido a que abarca tres grandes elementos: nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro crecimiento espiritual.

La palabra YOGA significa unión, armonía y amor. Es una manera de vivir, una forma de educar el cuerpo, la mente y el espíritu a través de los ejercicios y la respiración.  Esta disciplina ha sido practicada y perfeccionada en la India por miles de años y sus enseñanzas han cruzado fronteras siendo adoptadas por jóvenes, adultos y niños desde muy temprana edad.

Incluso, para sorpresa de muchos ha sido incluida como incentivo para empleados de grandes corporaciones para mejorar su calidad de vida y obtener un mejor desempeño en sus labores.

Y es que nos mantiene saludables, emocional, metal y físicamente, por lo tanto además de ayudarnos a mantener un peso ideal, mejorar la flexibilidad y postura, aumenta la energía, fortalece el sistema inmunológico, nos alivia tensiones, libera del estrés y genera paz interior.

Son tantos sus beneficios que debería ser y formar parte del estilo de vida de cada quien. Existen más de 25 estilos de yoga, los cuales se basan todos en un principio fundamental: “una vida sencilla y un pensamiento elevado”. Entre los más practicados se encuentran el Hatha yoga, el más difundido en todo el mundo conocido por sus asanas o posiciones corporales. Está basado en una serie de ejercicios físicos que generan serenidad y relajación con el propósito de lograr que el cuerpo esté apto para la meditación. 

El Bikram yoga, practicado en muchos gimnasios, ayuda a aumentar la flexibilidad y se centra en una serie de poses, 13 de pie y 13 sentadas, acompañadas de ejercicios y técnicas de respiración. Es recomendado por muchos por ayudar a aliviar algunos síntomas de artritis y dolores crónicos de espalda.

Entre los más populares en Norte América están el Hatha Yoga que ha integrado el Sama yoga o yoga de la relajación, y el saludo al sol o a la luna, que son los ejercicios de yoga más populares. Asimismo el Power yoga,  un estilo de Hatha pero más dinámico y sin series fijas, ha sido desarrollado por entrenadores estadounidenses y europeos, para poner énfasis en la flexibilidad y el endurecimiento muscular. Muchas de las posturas utilizadas requieren el uso de las muñecas o los hombros para soportar la mayor parte del peso corporal.

En fin hay variadas opciones para escoger, lo importante es sentirnos cómodos con la práctica y lograr un compromiso de constancia, disciplina y entrega para poder disfrutar de sus grandes beneficios. 

Quienes practican algún tipo de yoga siempre sin importar la edad, no sólo gozan de mejor salud y un cuerpo fuerte con mayor tonicidad muscular, sino que también han aumentado la confianza y el valor para enfrentar los desafíos más difíciles de la vida de manera centrada y serena, por eso es altamente recomendado para combatir la ansiedad, el estrés y la depresión.

Entonces, ¿por qué no probar y asistir a una clase de yoga? Lo peor que puede pasar es que quiera seguir y se convierta en un nuevo estilo de vida para usted que le brindará conocimientos para ver la vida bajo otra óptica que le ayudará a aceptar la realidad tal como es, vivir el presente y ¡ser feliz!



Carla Guzmán