​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Tratamiento de la Artritis con medicina integral para todos

Junio, 2016.- Es usual encontrar en nuestro diario vivir, a muchas personas hablando de la posibilidad de tener Artritis. La palabra Artritis significa: artr: articulación / itis: inflamación. Es un motivo de consulta bastante frecuente, podemos decir que las articulaciones de las manos o los codos están hinchados, algunas veces con dolor otras no, puede haber rigidez de las manos al levantarse, o al caminar dolores en la cadera, en las rodillas, los pies etc. Estas y muchas más pueden ser las señales de que estamos pasando por un proceso inflamatorio de alguna articulación.

Solemos decir "eso es la artritis que me está dando doctor", pero lo que podríamos estar desconociendo es que existen más de 100 tipos de artritis. Así es, más de 100, y usualmente a la que más nos referimos es a la Artritis Reumatoidea por ser la más común. Sin embargo otros como la llamada "Gota", es un tipo de artritis llamada: "Artritis Gotosa" en donde los niveles de ácido úrico se incrementan produciendo inflamación, dolor, y enrojecimiento de algunas articulaciones. Otra es: "La Fiebre Reumática", que es una complicación de una Amigdalitis mal tratada, producida por una bacteria llamada Estreptococo beta hemolítico tipo A, esta infección puede afectar las articulaciones produciendo dolor e inflamación en ellas. También encontramos otro tipo de artritis en pacientes que han sido diagnosticados con Lupus Eritematoso Sistémico. Otra artritis muy común pero mal diferenciada es la Osteoartritis o Artrosis Degenerativa que corresponde al desgaste de las articulaciones por el paso del tiempo. Algunas veces en nuestro diario vivir no prestamos atención a algunos síntomas que nos podrían estar hablando anticipadamente de que yo podría desarrollar una artritis y tratarla a tiempo.

Algunas veces se piensa que no son importantes y pueden pasar desapercibidos ante nuestros ojos y muchas veces ante el profesional de la salud, otros síntomas como pérdida del apetito, pérdida de peso, sentirse con poca energía para realizar las actividades diarias, cansancio, fatiga, fiebres bajas, la aparición de anemias, la presencia de nódulos o pequeñas masas debajo de la piel, dolor al tocar alguna articulación sin la presencia de inflamación, sonidos en las articulaciones entre otros.

El tratamiento de la Artritis debe ir dirigido hacia: el manejo de la causa desencadenante cuando esta se conoce, mejorar el funcionamiento de la articulación, el control del dolor e inflamación, y lograr un estilo de vida saludable.

Existen diferentes métodos de tratamiento de la Artritis dependiendo de su causa. En mi experiencia con pacientes con procesos inflamatorios de sus articulaciones el complementar los tratamientos de la medicina convencional, con terapias alternativas da un buen resultado en una gran mayoría de casos. La Homeopatía brinda a estos pacientes un mejor manejo del dolor, y de la inflamación a través de la estimulación del sistema inmunológico generando una mejor respuesta en los tejidos afectados. Adicionalmente la homeopatía ayuda al control de la ansiedad, el estrés y los miedos que puede generar la aparición de una enfermedad como estas. No debemos olvidar que el ser humano todo el tiempo está en actividad física o mental, y si uno de estos dos campos se ve afectado es normal que lo afecte en sus emociones. Y una emoción ya sea tristeza, ansiedad, etc., termina enfermandonos más.
 
La alimentación es otro factor bien importante en el manejo de estos pacientes, existen alimentos que aunque aparentemente sean saludables incrementan la acidez en los tejidos lesionados, por ejemplo los lácteos, las carnes rojas, los huevos, etc. Otros alimentos como los vegetales crudos, los espárragos, el ajo, la cebolla son saludables porque disminuyen la inflamación. El consumo de fibra, de pescado como el salmón son saludables, y no hay que olvidar hidratarnos, el agua es fundamental en la disminución del dolor puesto que un tejido inflamado es un tejido deshidratado.

Ya para terminar nuestro tema de hoy, es importante recordar que cualquiera que sea la artritis que podamos tener, la causa que la genere, lo más importante es NO olvidar que más allá del dolor físico, la inflamación, la limitación para el movimiento, más allá de todo eso...lo que más duele es el dolor emocional, la falta de amor por el paciente, la falta de amor por el que sufre, la falta de tolerancia, el ponernos en los zapatos del otro y entender que no es fácil que un día yo no me pueda levantar de mi cama con la misma energía y sin dolor como lo hacía años atrás y ahora verme limitado en mi movimiento, quizá dependiendo de otros.  El amor, la compasión por el que sufre es de los mejores remedios para cualquier dolor. Así que lo invito a sonreír y a dar amor al que lo necesita.
 

Alexandra Aponte