Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá

 The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Tecnología ancestral

Septiembre, 2017.- En un mundo atrapado por las prácticas de la globalización donde el eje es la transmisión inmediata de información, entre otros valores,  la  tradición de la cultura indígena ha decidido unirse a la modernidad, poniéndola al servicio de sus saberes.

En Latinoamérica existen alrededor de 50 millones de indígenas y 600 lenguas autóctonas, que solo son conocidas territorialmente. La manera particular de comunicación de una etnia se ha convertido en una especie de "show" para los espectadores.

De manera ascendente los niños indígenas cuando salen de sus territorios y se acercan a las ciudades, quedan absortos con el mundo luminoso de la tecnología y quieren abrirse a la "nueva tribu".

Por eso un grupo de profesores decidió hacer algo al respecto e irrumpió en el mundo lúdico de los pequeños creando las "muñecas traductoras" con las cuales buscan que entre juego y juego aprendan sus lenguas autóctonas a través de estas muñecas que están programadas para tal fin, independientemente del lugar donde se encuentren.

Son muñecas de trapo, de colores vivaces con trenzas y vestidos que recuerdan la vestimenta indígena. Tienen chips que repiten las palabras de cada lengua para que los pequeños no olviden su origen y lo repliquen.

Uno de los lugares más turísticos de Suramérica es Perú. Llama la atención que junto a sus ruinas y emblemas históricos, entre ellos, Machu Picchu, Moray, el Valle de Colca, desfilan hombre y mujeres indígenas que en su vestimenta indican su estado civil.

Si los varones llevan consigo sombreros grandes con largos pompones indican que están comprometidos. Así mismo las mujeres según el color del gorro indican el estado civil. Ahora se busca que los niños lleven consigo algo con lo que sientan bien, y que les dé más arraigo a sus raíces.

En la actualidad, estas muñecas se están comercializando en Colombia y Perú, pero se busca que lleguen a todos los países latinos donde subyacen pueblos indígenas.

Así, subyace la tradición indígena y la era de la tecnología indicando que todo árbol tiene raíces que no hay que olvidar.