Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá

 The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Octubre, 2015.- Afortunadamente, vivimos en una época muy interesante, donde los mitos y complejos sobre disfunciones sexuales y mentales en general, se derrumban. Ya las parejas no temen hablar sobre intimidades que en tiempos pasados arruinaban sus vidas, porque hoy existen tratamientos de la medicina occidental y por supuesto de Medicina Tradicional China que pueden resolver años de complejo y sufrimiento silencioso.

Información esencial y entender por qué nuestros organismos reaccionan de una manera determinada, pueden ser la clave para resolver esas disfunciones; por supuesto mediante la ayuda de un profesional en la materia.

Veamos qué es la Disfunción Eréctil (DE) desde la visión occidental y desde la visión de la Medicina Tradicional China, cómo se produce y cómo se corrige.

Desde una perspectiva occidental

La impotencia, es una condición médica que consiste en la incapacidad de lograr o de mantener una erección, la cual afectaría alrededor de 30 millones de varones de manera perenne u ocasional a lo largo de sus vidas, pero no es un factor causante de infertilidad.

La DE y la fertilidad están por supuesto relacionadas, pero no significa que un hombre estéril sea impotente, y viceversa. Por fortuna, ambos factores, pueden ser reversibles. Es muy común que los hombres sufran ataques ocasionales de impotencia, debido a diversos motivos, que pueden favorecer la DE: hipertensión arterial, diabetes, consumo de algunas drogas, colesterol elevado, depresión, ansiedad , fatiga, falta de ejercicio, insomnio, fracaso o preocupación laboral, estrés, temor al desempeño, edad u otras causas, sin olvidar que algunos fármacos poseen efectos secundarios que causan la DE, como son algunas medicinas para tratar la hipertensión y trastornos cardíacos y psiquiátricos; pero ello no quiere decir que los hombres en tratamiento están perdiendo su virilidad ni son “menos hombres”. Descartando problemas vasculares, hormonales y lesiones en médula espinal, esclerosis múltiple etc., la causa de la DE se encuentra más en la mente que en el cuerpo.

Visión desde la Medicina Tradicional China

La importancia del riñón. Desde la perspectiva de la Medicina China, la DE es una insuficiencia de energía <yin> o <yang> del riñón, un vacío de energía, una insuficiencia de sangre o un bloqueo de la energía del hígado. 

El sistema renal abarca otras funciones además de las ya conocidas como funciones físicas renales. Se trata de las conexiones que el meridiano del riñón establece con otros órganos.

Aunque las causas de la DE pueden ser variadas, el interrogatorio sobre su estilo de vida y el aspecto emocional, nos indicará si existe también un componente sicológico.

Veremos que el riñón es la clave en esta disfunción, pero para hacer un diagnóstico seguro y ayudar al paciente a descubrir a qué grupo de disfunción pertenece, daremos orientación sobre ciertos síntomas y signos que nos acercarán a la resolución del problema.

El riñón, almacena “la esencia”, también llamada <jing> y ésta es una forma muy profunda de energía corporal. El <jing> es la base de nuestra capacidad para reproducirnos. Los desequilibrios en la energía de la <esencia> pueden ser causa de una deficiencia en el desarrollo físico, infertilidad, problemas sexuales, desarrollo mental y por supuesto motivo de la DE.

El riñón, controla el metabolismo del agua, coincidiendo con la visión occidental, pero además posee una relación con los pulmones (que no está presente en la medicina occidental). Dato importante para los pacientes que presentan una tos seca y persistente. Una revisión sería necesaria pues esa tos, podría tratarse de una disfunción del <jing> de riñón, además pueden presentar edemas, fatiga y asma.

De la energía del riñón dependen la salud y aspecto de los huesos, dientes, cabello, etc., por ello al envejecer e ir disminuyendo el <jing> del riñón, todo el organismo va perdiendo lustre y el cabello se cae. También la médula y el cerebro se ven afectados por la falta de esta <esencia> renal. Ya conocemos los síntomas que se manifiestan en las personas muy mayores que han desgastado su <jing>.

Si el <jing> está desgastado, no podrá realizar las funciones de procesamiento y filtración en el cuerpo, eliminar productos de desecho y agua, liberar hormonas que estimulen la médula ósea para producir glóbulos rojos, ni regular la presión arterial.

Conocerse y curarse

Desde una perspectiva china la siguiente lista de síntomas y enfermedades son algunos de los signos que indican un desequilibrio en la energía de los riñones:

Insomnio, rodillas débiles, zumbido de oídos, debilidad en los huesos o dientes, mala memoria, falta de libido, impotencia o DE.

Otro aspecto para diagnosticar sería si existe ansiedad o insomnio cónico, que señala hacia una deficiencia de <yin>, si por el contrario la fatiga es un problema crónico, la deficiencia posiblemente sea deficiencia del <yang>.

En resumen, no pretendemos adentrarnos en la explicación y origen de la DE, sería imposible; sin embargo, hemos visto que el riñón y su energía, el <jing>, y la <esencia>, son los elementos a tener en cuenta para tratar los desequilibrios que afectan esta función.

Los resultados obtenidos en el tratamiento de la DE mediante acupuntura son satisfactorios en la mayoría de los casos. Además de acupuntura, aplicada en puntos de varios meridianos (es indolora) se debe observar un cambio en el modo de vida y en la alimentación.

 

¿Qué hacer?

Consultar con el profesional de confianza. Informar sobre los síntomas que presenta más frecuentemente.

*Recibir tratamiento de acupuntura que regule el desajuste en los meridianos.

*Desconectarse de la angustia diaria mediante relajación, meditación, paseos, charlas.

*Descansar. Si no descansas, acabarás el trabajo, y también el trabajo acabará contigo.

*Hacer catarsis del problema. Hablar sobre ello con un profesional o amigo de confianza.

*Tener pensamientos positivos, desechar ideas de vergüenza o derrota.

* Alimentarse de acuerdo a la sintomatología a la que pertenezca.

 

¿Qué comer?

* Alimentos que ayudan en las deficiencias de <yang>:  guisos, asados, sopas guisos, jengibre, ajo, canela, menta, nueces, marisco, y sobre todo Jalea Real.

* Alimentos que ayudan en las deficiencias de <Yin>, los cuales calman el sistema nervioso y la mente: judías, frijoles, pescado, batata, pollo, huevos, calabaza, patatas, limones, ostras y almejas. Evitar la cafeína, alcohol y especias fuertes. Como la deficiencia de <yin> se agrava aún más por la cafeína, el alcohol, el azúcar y las especias fuertes, deben evitarse o usarse con moderación.

Entendiendo que la DE no es falta de “hombría”, sino falta de equilibrio, revisa si la DE es consecuencia real de un desajuste físico o sicológico, o es simplemente causada por falta de atracción. Todas esas circunstancias son tratables, de manera que puedas tener una vida y satisfactoria plena y feliz.

Mucho amor, algunos ajustes y ¡problema resuelto!



Ángel Mila

 

Superando mitos sobre la impotencia e infertilidad masculina