PRESENCIA LATINA: Lengua de la Hispanidad

Directorio Hispano


Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá

ESCUCHA

PRESENCIA LATINA RADIO

DOMINGOS 10 - 12 PM

​101.5 FM

The Hack

 The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Octubre, 2017.- No es sorprendente que un buen material, sea beneficioso y utilizable en varias formas. Como el oro que por su nobleza y características en cuanto a dúctil y maleable está presente en casi todas las cosas de nuestra vida; no solamente en los adornos de joyería, sino en la medicina, tecnología moderna, industria aeroespacial etc.

Así, “Presencia Latina”, además de cumplir con su función básica que es informar a la colonia hispanohablante en Canadá, se destaca además en facetas practico-educativas. Esta no muy conocida talla del periódico, debemos destacarla por su importancia en cuanto al beneficio que aporta entre nuestros estudiantes de idioma español, o castellano.

Enseguida volveré sobre la faceta educativa de “Presencia Latina,”, pero primero quisiera hacer un inciso para aclarar el término “español”. Algunos prefieren decir castellano, otros,  español. Veamos lo que dice la RAE al respecto:

Según la RAE, Idioma español o castellano, son válidos ambos términos.  < Para designar la lengua común de España y de muchas naciones de América, y que también se habla como propia en otras partes del mundo, son válidos los términos castellano y español. La polémica sobre cuál de estas denominaciones resulta más apropiada está hoy superada. El término español resulta más recomendable por carecer de ambigüedad, ya que se refiere de modo unívoco a la lengua que hablan hoy cerca de cuatrocientos millones de personas. Asimismo, es la denominación que se utiliza internacionalmente (Spanish, espagnol, Spanisch, spagnolo, etc.). Aun siendo también sinónimo de español, resulta preferible reservar el término castellano para referirse al dialecto románico nacido en el Reino de Castilla durante la Edad Media, o al dialecto del español que se habla actualmente en esta región. En España, se usa asimismo el nombre castellano cuando se alude a la lengua común del Estado en relación con las otras lenguas cooficiales en sus respectivos territorios autónomos, como el catalán, el gallego o el vasco>.

Queda definido el por qué preferimos denominar a nuestro idioma como “idioma español” y volvemos sobre los valores adicionales de nuestro periódico. Sus interesantes páginas informativas, sirven además como material de apoyo para estudiantes de español como segundo idioma, y para perfeccionar el idioma materno, diluido en ocasiones entre el francés e inglés cotidianos.

El material impreso en español, generalmente es facilitado por las instituciones, los profesores, o los mismos alumnos quienes consiguen textos y audiovisuales en bibliotecas, videoclubes la biblioteca pública de Winnipeg y algunas librerías, pero siempre son ejemplares diferentes que no podrían ser utilizados al unísono por todos los estudiantes en un plan de clases regulares. Sin embargo, muchos de  ellos, han encontrado una forma extraordinaria de compartir un mismo texto a estudiar y discutir: ¡el periódico Presencia Latina!, así lo expresan algunos maestros, quienes no prescinden de esta publicación. Es un periódico en el que se inspiran para dar sus clases de español. De allí toman material para las lecturas, traducción y pronunciación en el salón de clases.

En nuestro Canadá multicultural, el gobierno se esmera en la educación en general, incluyendo el estudio del idioma materno de sus estudiantes con orígenes extranjeros. El idioma español, recibe singular atención, y es debido a su evidente auge y extensión en todos los países del mundo. En consecuencia, se han creado programas curriculares para la enseñanza del español ya que después del chino, el italiano y el alemán, es la lengua extranjera más hablada en nuestro país. A la comunidad hispana, corresponde también el facilitar que sus hijos, aprendan español, principio de raíces familiares y vaso comunicante con más de 559 millones de personas en el mundo, (según El Instituto Cervantes).

A veces sorprende la indiferencia con que es tratado el tesoro de nuestro idioma, donde por fortuna, solo en reducidos sectores, se desperdicia la oportunidad de que nuestros hijos aprendan el lenguaje de sus padres, el cual de ser incorporado de manera natural en el hogar permitiría no perder sus raíces y al mismo tiempo, recibir un tesoro, que ya de adultos cuesta mucho esfuerzo aprender.

El español es la lengua de la Hispanidad, y “Presencia Latina”,  contribuye con la preservación del  español en nuestra comunidad de idioma francés e inglés, y de algún modo hace honor a las palabras del rey de España, pronunciadas hace ya varios años (y no por ello menos vigentes y valiosas) durante la clausura del IV  Congreso Iberoamericano de Educación.

“Dejadme que os diga que me complazco, en efecto, al oír el español americano, este español melódico y suave que vosotros habláis, ese español melódico y en estado de crecimiento. Un crecimiento tan joven que crece en el silencio. Se le siente vivir. Es una lengua en pie, es una lengua andando, y al oírla me conmuevo y me alegro. Hay que aprender a paladear esa distinta, y siempre renovada entonación del español. Hay que aprender a saborearla como si fuera un zumo que cambia de gusto en cada boca. La verdad es que en los distintos países hispanohablantes, nuestra lengua común ha seguido viviendo, ha seguido creciendo y ha cuajado con matices distintos… Es decir,  en la aportación de los países hispanohablantes estriba la grandeza de la lengua española”. (El subrayado es mío)

(Y prosigue, manifestando que la lengua) “La hicimos entre muchos. La hacemos  y la haremos entre todos. Nadie debe olvidarlo. Nadie debe olvidar que no hablamos la lengua de una nación determinada; hablamos en la lengua de una comunidad”.

Es pues, nuestro idioma español quien nos une en lazos familiares, sociales, culturales e históricos. Juntos celebramos las fiestas y como familia compartimos alegrías y dolores. Nuestra América Latina, hoy bastante golpeada bajo algunos regímenes políticos opresores y devastadoras tragedias naturales, que merman, pero no destruyen la fuerza, y el tesón de unos pueblos de quienes todos nos sentimos orgullosos.

En esta Fiesta de la Hispanidad hermanados en raza, idioma y fe, para hacernos todos presentes, deberíamos entonar al menos la primera estrofa de nuestros himnos. Aquí unos renglones donde todos podemos reconocernos, y ante todo, con respeto y la licencia que nos otorga el amor, casi creamos otro himno global para nuestra comunidad hispana.

¡Cesó la horrible noche! / Oíd mortales el grito sagrado / ¡Bolivianos!... ¡el hado propicio / ¡Noble patria!, tu hermosa bandera/Al combate, corred, bayameses / Dulce Patria, recibe los votos/Salve oh Patria, ¡mil veces! / ¡Guatemala feliz...! que tus aras / Tu bandera es un lampo de cielo / Mexicanos, al grito de guerra / Salve a ti, Nicaragua. En tu suelo/Orientales, la Patria o la tumba / A los pueblos de América, infausto / Quisqueyanos valientes, alcemos / La tierra de Borinquen / Saludemos la patria orgullosos / Alcanzamos por fin la victoria / Gloria al bravo pueblo / ¡Somos libres, seámoslo siempre!

Comunidad hispana, ejemplo de honestidad, trabajo y gallardía. Reciban nuestras felicitaciones en el Día de la Hispanidad. Orgullosos de nuestro idioma, que ya se estudia en el mundo entero.

“Spanish conversation Club” (NOTA: Sonia porfa diagrama la pág de tal manera que esta nota quede como dentro de la otra pero destacada con un fondo de otro color).

Yury Wu es una colombiana que llegó a este país hace 20 años tras casarse con un canadiense. Desde entonces, siempre ha estado dispuesta a aprender de Canadá, al tiempo que ha cumplido una gran labor como mensajera de la cultura hispana. “Quiero mostrar lo mejor de nosotros, lo que somos y valemos y lo he hecho a través de su trabajo, desarrollando proyectos comunitarios y ahora como propietaria de un café, ubicado en Oakville, que se llama Taste of Colombia - Fair Trade Coffee & Gift Shop, espacio en el que a petición de sus clientes, nació el Club de Conversación en Español .

“En nuestro café siempre hablamos en español, siempre hay música de fondo en español y nuestros clientes empezaron a preguntar si sería posible que pudieran venir a practicar español con nosotros. Como tenemos un salón de eventos, nos animamos y entonces empezamos el Club de Conversación en Español, o en inglés: Spanish Conversation Club. Así canadienses de muchos orígenes que aman nuestro idioma se acercan cada semana a practicarlo por dos horas (miércoles de 12 a 2 pm.).

-¿Cómo utilizas "Presencia Latina" en tu trabajo docente?

“El periódico cumple un papel muy importante porque lo usamos como material didáctico para leer y comentar las variadas informaciones locales e internacional  y hasta los avisos comunitarios.  Es excelente para la dinámica del club, porque si bien se pueden encontrar algunos textos en español en las bibliotecas, en el periódico se reseñan temas actuales (como noticias) que ellos han visto en inglés y ahora pueden leer acerca de lo mismo en español.

A ellos les encanta llevarse el ejemplar gratis y siempre lo encuentran en nuestro local todos los meses, expandiendo así la circulación del periódico entre canadienses, quienes interesados en conocer más de nosotros, inclusive han visitado lugares hispanos para comer y/o comprar. Realmente agradecemos a todo el equipo de Presencia Latina por traernos su publicación cada mes sin falta, por los artículos tan interesantes que publican y por ser herramienta para nuestras clases”.

-¿Deben los hijos de emigrantes conservar el idioma materno?

“¡Absolutamente! Es un regalo y además una ventaja competitiva más adelante en sus estudios y en el mercado laboral. Hablar más de una lengua (cualquiera que sea) te pone en ventaja. Además de que los niños se sienten verdaderamente parte de la cultura que tratamos de inculcarles. Cuando viajo con mis hijos a Colombia y a otros países de habla hispana, ellos se sienten orgullosos e independientes al poder conversar con familiares y amigos. Además de que pueden valerse por sí mismos en otro idioma. Es un gran legado para nuestros hijos. Sé que es un trabajo para los padres pero vale la pena”.

En la foto de izquierda a derecha: Sheila, Rick, Peter, Yury, Linda, Brian, Anne and Peter Allen.


Ángel Mila