​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Marzo, 2017.- Se graduó en la universidad Católica de Guayaquil, Ecuador, como trabajadora social. Cuando vino a este país, hace muchos años, sus credenciales no fueron reconocidas como tal, por lo tanto tomó varios cursos universitarios antes de iniciar sus estudios para poder obtener una maestría en trabajo social y graduarse en la universidad de McMaster.

Se llama Patricia Grunauer Spinner y como ella misma dice, siempre estuvo interesada en descubrir por qué los gobiernos funcionan como tal y por qué las relaciones humanas toman giros de tal manera en las que produce bienestar y en otras circunstancias sucede lo contrario, generando dolor y sufrimiento. “Inicialmente me interese en estudiar como Canadá llega a desarrollar sus análisis de política pero eventualmente me concentré en estudiar el porqué del comportamiento de los individuos, parejas y grupos”.

Son muchos los artículos valiosos que Patricia ha publicado en estas páginas de Presencia Latina. Para nosotros es todo un lujo tenerla como colaboradora. Es una excelente psicoterapeuta que se ha ganado el respeto de la comunidad hispana y canadiense por su gran profesionalismo. En el marco del Día Internacional de la Mujer, podemos asegurar que ella es un ejemplo de esa mujer trabajadora que con su acertada participación hace un gran aporte a la sociedad.

Patricia ofrece varias terapias para ayudar a procesar el trauma emocional causado por experiencias abrumadoras dejadas sin procesar, que tienen la tendencia a interferir en la capacidad de mantener relaciones armoniosas.

Como parte de su práctica profesional, experimenta en sí misma los modelos terapéuticos que le parecen válidos. “En ellos invierto dinero, práctica y tiempo. Una vez que veo resultados prolíferos, realizo el entrenamiento necesario para poder usar esa modalidad terapéutica”.

Es así como, como ha recibido entrenamiento en varias modalidades, siendo una de ellas Imago Terapia de Relaciones. “Completé todos los requisitos para poder usar el derecho intelectual como terapeuta clínico y para dar talleres (para parejas e individuos). La misión de este sistema terapéutico es crear y sostener relaciones de amor mutuamente satisfactorias, curativas e igualitarias”.

Ella define la relación de pareja como “una ruleta en la que están marcadas etapas específicas. Es decir, las relaciones se inician a través de un amor romántico, luego nos lanzamos a la cancha de la lucha por el poder, posteriormente tomamos la decisión de volver a comprometernos, hacer el trabajo (y es en esta fase que los ejercicios indicados por Imago son determinantes), despertarnos a nosotros mismos, ayudar a despertase entre los dos y sentir un amor verdadero que llevará al amor romántico nuevamente”.

Pero en todo ese proceso se requiere de una comunicación efectiva. “La comunicación, verbal o no-verbal, es un intercambio de información, con significado y sentimientos entre dos personas. Podemos comunicarnos bien o mal, pero no podemos no comunicarnos. Imago provee herramientas para poder escuchar mejor al otro. Necesitamos escuchar el mensaje que nuestra pareja envía para que se sienta profundamente escuchada. El saber que usted lo entiende es un acto de cicatrización para ambos y una experiencia de crecimiento para usted. No es necesario estar de acuerdo con su pareja, pero si es necesario que pueda ver y escuchar el punto de vista del otro. Tomando el tiempo necesario para entender con precisión no sólo lo que su dice, sino el significado de la experiencia de su pareja. Esto profundiza su conexión y los efectos de cicatrización aumentan mutuamente”.

Comunicación curativa

Con el objetivo de incrementar el crecimiento y concientización de los individuos y parejas, aumentar la capacidad de auto-compasión, empatía y perdón hacia los que nos hicieron daño y hacia uno mismo. Patricia dictará el taller Preservar El amor Que Encuentras (para individuos) y Conseguir El Amor Que Quieres Tener (para parejas), a través de los cuales también se aprende a dejar de culpar a otros y tomar responsabilidad de nuestras propias acciones dañinas tanto a nosotros mismos como hacia los demás.

“En los talleres, los participantes aprender a ver y experimentar, gracias a las herramientas que se les da, que pueden atender a su problemática de una manera mejor. Una de las formas más eficaces de comunicación curativa entre las personas y en una relación íntima es 'el dialogo Imago' (también  conocido como el dialogo intencional de las parejas) el cual consta de tres pasos: reflejar, validar y empatía”.

Explica la especialista que al principio la práctica de estos pasos se sentirá incómodo, será algo difícil. Pero a medida que se continúa practicando, las líneas entre cada paso se disuelven lentamente y se pasa de la práctica del dialogo a ser dialógico, es decir dialogar basándose en pretensiones de validez y no de poder.

“Esto significa poner a la relación primero. Todos los procesos  de Imago se basan en el diálogo. Éste nos ayuda a entender el mundo interior y único del otro. Aprendemos a ver como el mundo para ellos funciona y así nos movemos hacia el concepto 'de nosotros, de los dos' en vez de dos personas en conflicto. Es entonces cuando nos convertimos en una pareja aliada”.

Eso sí, aclara que todos los ejercicios aprendidos durante el taller hay que practicarlos para alimentar las nuevas herramientas. Después de todo, se necesita práctica para mejorar nuestro comportamiento.

Reflejar, validar y empatía

Nos explica entonces en qué consiste cada uno de los pasos de la comunicación. “Reflejar es el proceso de escuchar profundamente a tu pareja y parafraseando con precisión el contenido de su mensaje. El reflejar indica que estás dispuesto a transcender tus propios pensamientos y sentimientos por el momento e intentas comprender a tu pareja desde su punto de vista. Cualquier respuesta hecha antes de reflejar es a menudo una interpretación y puede contener un malentendido.

La validación indica que usted puede ver el punto de vista de su pareja y puede aceptar su validez (que es verdad para su pareja). Es una suspensión temporal de su propia perspectiva para transmitirle a la pareja que usted sabe que su experiencia es tan válida como la suya. El validar el mensaje no significa que usted está de acuerdo con su percepción, simplemente reconoce que en cualquier comunicación entre dos personas hay dos puntos de vista.

La empatía reconoce los sentimientos en el otro. Es un proceso de reflejar, imaginarse o participar en los sentimientos que su pareja envía así se conecta con el evento o situación del que está siendo informado. Este nivel profundo de comunicación intenta reconocer, alcanzar y en cierto nivel, experimentar las emociones que el otro siente. Le permite a los dos a transcender el hecho de que son dos personas distintas, aunque sea por un momento pequeño y así poder sentir una verdadera conexión entre los dos. Tal experiencia tiene un poder curativo formidable”.                      

Alivio y optimismo

Lo más gratificante de su trabajo ha sido observar el alivio y optimismo que sus pacientes y participantes de los talleres que dicta sienten y expresan cuando se dan cuenta de las barreras emocionales que llevan consigo mismo y descubren que pueden liberarse de ellas.

Una de las participantes que tuvo la oportunidad de realizar el taller Imago y que prefiere que su nombre no sea publicado, nos comentó que a través del mismo aprendió a ser una mejor versión de ella misma. "Patricia nos enseña a ver desde nuestra niñez, aquellas experiencias negativas y positivas que han marcado nuestras vidas. En mi experiencia personal, pude también ver los que me amaron/aman y dejaron/dejan una linda huella en mi vida. Tuve la oportunidad de verme desnuda con todas mis falencias, ser compasiva,  conmigo misma y perdonarme; me ayudó a empezar mi trabajo de perdonar a los que no supieron cuidarme y a los que me han hecho y me hacen daño, así como empezar a hacer el trabajo de reparación pidiendo perdón a quienes yo también he fallado. ¡Es algo liberador! Aprendí a dejar de culpar a otros y tomar responsabilidad de mis acciones dañinas hacia mi misma y hacia los demás. Me ayudó a moverme más allá del enojo y verme como la persona que soy: buena, noble, digna inteligente y con habilidades que me permiten crecer”.

“En diez años continuaré trabajando”

Quisimos conocer un poco más de Patricia, su familia, sus gustos, sus proyectos y esto fue lo que nos comentó.

-¿Qué fue lo que te motivó a estudiar el comportamiento humano y sus relaciones?

“Mis experiencias en mi familia de origen. Hubo traumas y dolores que se mantuvieron y no había una herramienta para mitigar y sanar. Mis padres hicieron lo mejor que pudieron. Es mi responsabilidad superar su legado y crear una vida mejor para la familia que he formado y sus descendientes.

-¿Aplicas tus aprendizajes en tu vida familiar y personal?

“Si, aplico mis conocimientos en mi vida familiar. Por ello es frunciera”.

-Siendo madre de cuatro hijos, ¿alguno de ellos ha seguido tus pasos?

“Sí, mi hijo menor tiene una maestría en trabajo social (University of Toronto)”.

-¿Cómo te ves dentro de 10 años?

Me veo trabajando a medio tiempo. Continuaré haciendo este trabajo.

-¿Cuáles son tus hobbies?

“Cocinar y presentar una rica comida a los que amo. Leer, estudiar lo que me apasiona”.

-Y ya que hablamos de concina, ¿cuál es tu favorita?

“Arroz con pollo, tamales y popusas”

Que consejo les darías a nuestros lectores para que sus relaciones interpersonales sean armoniosas?

“Que consigan herramientas emocionales para que puedan cicatrizar dolores y rencores. Ellos impiden su capacidad de amar. Después de todo, nuestra misión es amar mejor”. 

-¿Tienes en mente alguna otra terapia para estudiar en el futuro?

“Sí, he comenzado a estudiar un sistema terapia capaz de ayudar a las personas a mitigar y eliminar el dolor emocional. 

Los bloques fundamentales de la dinámica psicológica son las imagines creadas en la mente basadas en experiencias difíciles. Hay avances importantes en tratamientos para que la persona no tenga que experimentar sentimientos torturadores como terror, miedo, vergüenza o culpa.

Esta terapia puede aplicarse o ser útil para ayudar a las personas afligidas por depresión, ansiedad, comer desorganizado, ataques de pánico, rabia/furia, perdida de una relación, culpa y vergüenza, perfeccionismo, procrastinar, sentirse abrumado, asuntos de auto-estima y auto odio”.

Las fechas de los talleres de parejas son del 31 de marzo al 2 de abril, del 8 al 10 y del 18 al 20 de agosto, y en diciembre de 8 al 10. Los talleres individuales serán del 21 al 23 de abril, del 21 al 23 de octubre y del 19-21 de enero de 2018. Para mayor información visite el website www.patriciaspinner.ca o comuníquese al 905-921-6773. 

Patricia Gruanuer Spinner: “Nuestra misión es amar mejor”