​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Diciembre, 2015.- Ya estamos finalizando el año, tiempo de reuniones familiares, adornos navideños, compras y mucha actividad. Todos disfrutamos estos días de fiesta, pero detrás de la sonrisa y la alegría de compartir con los seres queridos, se encuentra un dolor físico que a muchas personas no les permite vivir en paz.

Cuando llega el frio, es frecuente escuchar (sobre todo entre adultos), frases como “este dolor de hombro me está matando”, “me duelen las rodillas”, “me duelen los codos”, “me duelen mucho las articulaciones”, “me duelen los huesos”. Pero en realidad ¿son los huesos los afectados y los que hacen sentir ese dolor?

¿Artritis o reumatismo?

Las enfermedades articulares se relacionan no sólo con las articulaciones propiamente dichas, sino con todos los elementos donde exista movimiento corporal. La Medicina Occidental (M.O.) define como “artritis” a la inflamación de las articulaciones y de los tendones mientras que denomina “reumatismo” al malestar presente en los músculos.

Las clasificaciones de estas dolencias son complejas y numerosas: patología degenerativa, patología inflamatoria poliarticular, patología traumática, artritis traumática, luxaciones, fracturas, y un largo etcétera.

Entre las quejas más frecuentes de dolor articular, se presentan dolores de rodilla y hombro. La prevalencia de la patología del hombro en la población general está alrededor del 30%. Y con la edad aumenta. En Medicina Tradicional China, se le conoce como “Hombro de los 50 años”, pero dependiendo del estado de los meridianos, el clima y otros factores, esos malestares pueden presentarse en otras partes del cuerpo. Este breve artículo puede ofrecer alguna orientación al respecto.

¿Medicina  Tradicional China o Medicina Occidental? Veamos las alternativas:

La M. O. trata estas patologías con fármacos antiinflamatorios, procedimiento quirúrgicos, y fisioterapia, reposo, ultrasonido que proporcionan buenos resultados en la mayoría de los casos, aunque existe la alternativa de la Medicina Tradicional China, aplicada desde hace más de 4 mil años y en la que se valora el equilibrios entre las fuerzas del Yin y el Yang, para luego agrupar estas dolencias dentro de un campo denominado “Sindrome Bi”. Veamos si tu dolor se ve aquí  reflejado.


Agentes patógenos que producen la enfermedad

Recordemos que se denomina patógeno a todo agente externo que se aloja en un ente biológico (en este caso, frio, humedad etc., alojados en el cuerpo humano), dañando de alguna manera su anatomía.

¿Cuál es  tu agente patógeno?

•  Bi por plétora (abundancia) o por insuficiencia de Yin: Conocida como artritis reumatoide • Bi tendinoso

 • Bi musculares • Bi de piel • Bi óseo • Bi articular • Bi de los órganos.

•  Bi doloroso (Tong Bi): el frio es el factor patógeno, duele más cuando hace frío, mejora con el calor. Presenta dolor punzante y rigidez.

•  Bi móvil (Xing Bi): el viento. Los dolores migran, se presentan en diferentes lugares del cuerpo, aparecen y remiten espontáneamente.

•  Bi adherente o turbio (Zhuo Bi): la humedad es el factor patógeno. Generalmente presenta un dolor moderado y rigidez.

• Bi por sobrecarga mecánica o trabajo excesivo de una unidad músculo tendinosa.

• Bi por traumatismo. Aquellas lesiones menores estancarán energía y las heridas mayores producirán estancamiento de sangre.

• Traumatismos antiguos que se despiertan con el frio.

 

Diagnóstico y tratamiento

El protocolo a seguir consiste en exploración y tratamiento del meridiano lesionado, origen del dolor y tratamiento con acupuntura. Las grandes ventajas de este tratamiento es la ausencia de efectos secundarios y aumentará la circulación sanguínea que en estos casos se encuentra estancada, disminuyendo así la inflamación y el dolor.

Cada paciente es revisado detenidamente, pues varía el tratamiento de acuerdo a los antecedentes genéticos, evaluación energética, condiciones psíquicas y emocionales, etc. También se determinará si el dolor aumenta a la presión, o disminuye al presionar; es entonces cuando se decide cuáles son los puntos de aplicación y se discute una alimentación adecuada.

En todo caso el paciente no debe alarmarse si ante un dolor de hombro, su médico le informa que le va a tratar los meridianos de intestino grueso, pulmón, meridiano de intestino delgado o el meridiano del triple recalentador; ya que ello solamente se refiere a unos puntos locales o distantes al dolor correspondientes a los meridianos que llevan esos nombres y pasan por la zona afectada. De igual modo le será aplicado el punto ASHI, que se ubica en el lugar de máximo dolor.

En casos específicos, puede que le sea aplicada Moxa. Se trata de un procedimiento que proporciona calor natural por combustión de la planta Artemisa, o lámpara de infrarrojos.

 

Huesos, músculos y tendones saludables

Veamos algunos alimentos que debes comer para sanar y mantener tus huesos, músculos y tendones saludables, teniendo en cuenta que el alimento es la base de tu salud.

• Vegetales crudos, en jugo o en ensaladas, apio, brócoli y germinados. Todo ello bajará la acidez del artrítico a la vez que desintoxica y nutre tejidos y huesos. Los vegetales deberás consumirlos sin cocinar para que respeten sus propiedades.

• Las frutas más recomendables son aquellas altas en vitamina C como el limón, la naranja y todos los cítricos, ya que ayudarán a combatir la inflamación.

• Cereales y pan integral.

• Los alimentos ricos en lecitina, cartílago de tiburón, el cual es altamente eficaz para ayudar a nutrir las articulaciones.

• Tome agua y evite enlatados, refrescos y todo alimento que no sea natural.

Tu médico te orientará sobre tu dolencia y si a la vez mantienes una actitud alegre y positiva y cuidas tu alimentación, esos dolores que mortifican, sobre todo en invierno, se irán borrando hasta desaparecer.

Cuídate, mejora tus articulaciones y disfruta de este hermoso invierno ahora y siempre.



Ángel Mila

 

 

Invierno y dolor en las articulaciones