​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Febrero, 2017.- El sábado 21 de enero, al día siguiente de la investidura de Donald Trump, miles de personas alrededor del mundo se unieron a la Marcha de las Mujeres convocada por organizaciones no gubernamentales en contra de las políticas del nuevo presidente de los Estados Unidos.
 
Hamilton no se quedó atrás en la cita global que abarcó más de 670 ciudades y reunió a más de 2 millones de personas. Mujeres, hombres y niños se congregaron en el Ayuntamiento de la ciudad para repudiar el discurso racista y discriminatorio del nuevo mandatario de la Casa Blanca y apoyar la lucha por los derechos de las mujeres.
 
"Es importante tener estos movimientos de solidaridad fuera de Washington, porque los derechos de las mujeres son un tema global", dijo una de las organizadoras del encuentro, Anna Davey, para quien este movimiento internacional les impulsa a seguir luchando, "Habrá más eventos y acciones", asentó.

Por su parte Denise Christopherson, CEO de YWCA Hamilton, resaltó las proporciones históricas de la protesta. “No nos callaremos”, dijo contundentemente al micrófono mientras la multitud la apoyaba.

El evento, que reunió alrededor de mil personas, dio a los hamiltonianos la oportunidad de hacer conexiones. "Hemos podido encontrarnos, conocernos, unirnos y asumir colectivamente las cargas que injustamente se imponen a inmigrantes de todos los estatus, musulmanes, nativos, miembros de la comunidad LGBT, negros, personas con discapacidades, supervivientes de agresión sexual y todo aquel que por alguna u otra razón ha sido discriminado”, añadió Davey.

La actividad contó con más de una docena de oradores y artistas de diferentes organizaciones defensoras de los derechos de la mujer del área de Hamilton.
 
Sin embargo, desafortunadamente la mayoría de mujeres que se dirigieron a los asistentes fueron mujeres blancas en representación de diversas organizaciones sin ánimo de lucro. Nace entonces una pregunta, ¿se están generando espacios que sean realmente inclusivos?

 


Hamilton se sumó a la Marcha de las Mujeres contra Trump