Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá

 The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

FICHA TÉCNICA

Director:   Mel Gibson.
Guión:  Andrew Knight y Robert Schenkkan.
Música: Rupert Gregson-William.
Fotografía: Simón Duggan.

Países: Estados Unidos y Australia.

Elenco: Andrew Garfield, Sam Worthington, Luke Bracey, Hugo Weaving, Teresa Palmer, Vince Vaughn. 

LA HISTORIA

El mes pasado comentaba en esta columna que el séptimo arte ha incursionado en prácticamente todos los géneros cinematográficos, y así, hemos sido espectadores y testigos de todo tipo de historias; mediocres, inverosímiles, biográficas, fantásticas, desgarradoras, inspiradoras, lacrimógenas, cómicas, aterradoras y pare de contar. Uno de los géneros más explotados en la historia del cine ha sido sin duda alguna el tema de la guerra y hoy quiero recomendarles una historia diferente, única por múltiples razones. Para empezar, y esta es ya una razón de peso, es que la historia está basada y documentada en un hecho real. En segundo lugar, el filme contiene una interesante y hasta cierto punto desconcertante paradoja que solo será entendida y asimilada por el espectador una vez que la trama haya transcurrido un poco más allá de la mitad de su duración total que por cierto alcanza los 139 min. La paradoja a que me refiero es la siguiente; ¿puede alguien estar empeñado en unirse al ejército y participar en la guerra pero no estar dispuesto a tomar un arma y mucho menos dispararla? Bueno, en este precepto se basa la historia del filme y es precisamente lo que la hace interesante y diferente. Poco a poco el espectador irá entendiendo las razones que llevan al personaje central a rechazar el uso de las armas y al final no solo las entenderá, sino que se solidarizará con sus convicciones.

La historia, como lo comenté anteriormente, está basada en eventos reales durante la segunda Guerra Mundial en los que un batallón del ejército norteamericano es enviado a tomar unas colinas llamadas Hacksaw Ridge en la isla de Okinawa, Japón. El personaje central de la historia se llama Desmond Doss (interpretado por Andrew Garfield), él es un joven que quiere alistarse en el ejército porque siente la obligación moral de servir a su país pero su fe cristiana no le permite tomar ni disparar un arma. Además de que se enfrenta a la determinante negativa de su padre para alistarse, tiene que soportar las burlas y humillación de sus compañeros de batallón durante los entrenamientos y por si fuera poco deberá afrontar un juicio de guerra por desacato y traición con la posibilidad latente de ser condenado y encarcelado. Durante el juicio, Desmond Doss argumenta que él puede servir en la guerra como médico y para ello se valdrá de la Constitución para respaldar sus argumentos. Con estos ingredientes en el menú, Mel Gibson hace gala de su experiencia en el cine de acción y de sus habilidades en la dirección para entregarnos una historia muy bien narrada en tiempo y forma, tal como lo hizo en su épica Braveheart de 1995.

Hacksaw Ridge nos presenta varios planteamientos que van desde la justificación de la guerra, hasta los conflictos morales a la hora de quitarle la vida al combatiente enemigo pero sobre todo, la médula de la historia se concentra en el aspecto de la convicción de la fe que Desmond Doss defiende arriesgándolo todo, convirtiéndose así en el primer objetor de conciencia por parte de un miembro del ejército.  La excelente dirección a cargo de Mel Gibson y la convincente actuación de Andrew Garfield más todos los demás ingredientes resultan al final, en una historia conmovedora e inspiradora digna de ser vista y apreciada.

Hacksaw Ridge fue muy bien recibida por la crítica especializada y obtuvo premios en diferentes festivales de cine, haciéndose merecedora de seis nominaciones a los premios Oscar de la Academia, destacándose los de mejor director y mejor película y obteniendo finalmente dos; mejor montaje y mejor sonido. Hacksaw Ridge es una recomendable opción para disfrutarse en fin de semana con una rica botana y buena compañía. Espero que sea de su agrado.


Ricardo González

Hacksaw Ridge