​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Abril, 2015.- Eulalio Campos fue el fundador de la Iglesia Rosa de Sarón en el pueblo de Cristo Rey en el Municipio de León, Nicaragua. Sirvió al Señor trabajando y abriendo muchos lugares que hoy en día son iglesias grandes. Su pasión fue siempre compartir con otros lo que Jesús hizo en su vida y guiarlos para pusieran la mirada en Cristo. Cientos de personas hoy sirven a Dios con sus familias gracias a su trabajo y pasión por las almas perdidas. Fue un hombre que vivió para darle de comer al pobre y abrigar al desnudo. Su ejemplo de vida tocó a muchas personas y todos que le conocieron fueron inspirados por su inmenso amor.

Aquí en Canadá fue conocido por muchos por su buen corazón hacia los demás, el cual se refleja es un hermoso legado espiritual que sin duda ha dejado a las nuevas y próximas generaciones.

Este valioso hombre nació en Chichigalpa Nicaragua el 1ro de marzo de 1927. Desde los 17 años entregó su vida para servir a Dios. A los 21 se casó con Petrona Campos, su primera y única esposa con quien vivió 56 años y de cuya unión nacieron sus cuatro hijos, Neftali Campos, Bernice Herrera, Jonadad Campos y Antonia Romero, quienes le dieron 18 nietos y 13 bisnietos.

Dejó su país natal en octubre de 1989 para estar al lado de sus hijos y demás familiares aquí en Canadá. Aún lejos de casa, siempre estuvo pendiente de ayudar a su familia y a la iglesia donde perteneció por muchos años, para la cual construyó un hermoso templo que será un recuerdo inolvidable para muchas generaciones.

Para el Pastor Marcos Romero, su yerno, Eulalio Campos fue como un padre que estuvo cerca de él siempre para darle sus consejos sabios. “Los últimos 9 años tuve la bendición de tenerle bajo nuestro techo y conocer más la clase de padre, suegro, siervo de Dios y ser humano que era. Nuestra mayor satisfacción es saber que esta con el Señor, que su muerte fue pacífica y tan sólo dos días antes de irse tuvimos el honor de celebrarle sus 88 años”.

Confiamos en que Eulalio descansa en paz y su legado vivirá por muchas generaciones.


Natalia Sardi Pérez

En honor a Eulalio Campos, valioso siervo de Dios