Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá

 The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Febrero, 2017.- ¿A quién no le provoca saborear un rico pedazo de chocolate? Blanco, negro o de leche, con almendras, avellanas o frutos secos, simplemente es lo que llamamos un deleite gastronómico para el paladar que nos activa y despierta los cinco sentidos de una manera increíble. 

A través de los años los grandes de la gastronomía se han interesado en realizar estudios en varios países donde el consumo de chocolate cada vez es mayor y se ha posicionado como uno de los alimentos más consumidos y preferidos por grandes y pequeños. Estas investigaciones comprueban que el chocolate es uno de los pocos alimentos que cuenta con la facultad de al momento de comerlo activar al mismo tiempo olfato, vista, gusto, oído y tacto. 

Sus propiedades son infinitas y maravillosas incluso para tratamientos de belleza. Su uso ha evolucionado de tal manera que ha servido de inspiración para grandes chefs, artistas y creadores de exquisitas recetas. Por eso, cuando se habla de chocolate es como hablar de moda, ya que nunca desaparece, sino que a través del tiempo evoluciona y se transforma. 

El chocolate en su distinta gama de sabores, dulce, amargo e incluso con un toque salado, es uno de los ingredientes favoritos a la hora de crear y elaborar recetas de platos exóticos y afrodisiacos, no puede faltar en las mesas de grandes cocteles, en catas de vinos o como acompañante en degustaciones de quesos fuertes y secos en sabor. Su propiedad de neutralizar el paladar hace que resalte cada uno de los sabores, texturas y esencias de cualquier plato o licor que se pruebe. 

Una de las últimas tendencias gourmet en los restaurantes, es acompañar chocolate negro con queso azul o quesos fuertes en sabor, esta es una de las combinaciones más perfectas por el bajo contenido de azúcar del chocolate negro y el espectro de sabores del queso ya que se equilibra la acidez de los lácteos permitiendo degustar cada uno de los sabores intensos en su paladar. 

La cultura del chocolate cada vez está más presente en temas de discusión sobre salud, gastronomía e incluso psicología ya que se ha comprobado que tiene propiedades únicas que están asociadas a placer, poder y plenitud. Cuando estamos tristes sólo basta un cuadrito de chocolate para que automáticamente nos haga sentir aliviados y nos alegre el corazón. Para muchas mujeres durante “ese” momento del mes, el chocolate es el mejor reparador del ánimo y calma las ansias de comer dulce. Sus propiedades ayudan sobrellevar la depresión y cambios hormonales y además funciona como antioxidante.  

Si quiere sorprender a sus invitados con una tarde de vinos maridados con chocolate de seguro sentirán intriga y quedarán satisfechos. Aquí le dejamos una lista para asegurar las mejores combinaciones de estas dos delicias.

1. Chocolate blanco con un chardonnay frutado y fresco o con un moscatel dulce.

2. Chocolate con leche con merlot, pinot noir, moscatel y vinos de postre.

3. Chocolate negro con vinos más robustos como el cabernet sauvignon, pinot noir y oporto.

4. Chocolate amargo, como su palabra lo dice, intenso en sabor y a veces no tolerable por muchos, debe acompañase con un vino igual de fuerte como bordeaux, shiraz, moscatel naranja, oporto, malbec y zinfandel.

5. Champagne y vinos espumantes combinan con chocolates de todo tipo.

En pocas palabras, el chocolate es un placer de la gastronomía que nunca pasará de moda y que otorga increíbles beneficios al organismo Así que aproveche estos  meses de frio para disfrutar de una copa de vino tinto y quesos junto a la chimenea. No sólo calentará su cuerpo, sino que le ayudará recuperar el estado de ánimo en estos largos meses de invierno. 

El chocolate nunca pasa de moda… ¡Sólo se transforma!