​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

FICHA TÉCNICA


Dirección: Florian Gallenberger.
Producción: Benjamin Herrmann.
Guión:  Torsten Wenzel y Florian Gallenberger.
País: Alemania.
Año. 2015.
Elenco: Daniel Brühl, Emma Watson, Michael Nyqvist, Ángel González.


LA HISTORIA

Hoy quiero recomendarles la película Colonia del director alemán  Florian Gallenberger y antes que nada debo aceptar que la película rebasó mis expectativas pues no esperaba ver una producción tan bien realizada basada en los aterradores  hechos reales que sucedieron al interior de una secta fundada en la Provincia de Linares en el centro de la geografía de Chile y que llevaba por nombre “Colonia Dignidad”. La película está ambientada durante la dictadura de Pinochet y narra los horrores de dicha comunidad fundada por un predicador alemán llamado Paul Schäfer  que llegó a Chile en 1961 y que había sido acusado de pedofilia en Alemania.

La historia de Colonia se centra en tres personajes principales; Daniel (Daniel Brühl), su novia Lena (Emma Watson) y el líder de la secta Paul Schäfer (Michael Nycvist) pero más que nada se centra en las atrocidades y abusos que se cometieron en esa cerrada comunidad agrícola que dirigía Schäfer con mano de hierro y con una crueldad disfrazada de bondad y altruismo y que además funcionó como campo de concentración y tortura en tiempos de Augusto Pinochet.

La película comienza mostrando imágenes del golpe de estado en contra del gobierno de Salvador Allende y poco después introduce a los personajes centrales, Daniel, un diseñador alemán radicado y enamorado de Chile y de su proceso político y su novia Lena, una azafata de Lufthansa que aprovecha sus escalas para visitar a su amante. Daniel asiste a mítines políticos y diseña carteles y panfletos en favor de Allende, por ese motivo, cuando Pinochet llega al poder, es secuestrado y trasladado al Estadio Nacional de Santiago, allí es sometido a horribles torturas y después es deportado a Colonia Dignidad. Entonces Lena, desesperada, ingresa voluntariamente a la secta para encontrar a Daniel, sin imaginar los horrores que se suceden tras los cercos electrificados de la comunidad de inmigrantes alemanes en la que Schäfer maneja los destinos de hombres, mujeres y niños como si fuera una especie de dios.

La historia de Colonia se desarrolla con un pulso vertiginoso que no se detiene hasta el final. Una de las cosas más importantes de su argumento es que saca a la luz las escabrosas rutinas bajo las cuales transcurría la vida en Colonia Dignidad, como el duro trabajo agrícola bajo un régimen de esclavitud, las golpizas a mujeres para "liberarlas del mal" y los abusos sexuales de niños, pero también sobre el campo de concentración disfrazado que funcionaba en ese mismo lugar.

Se dice que durante los 40 años en los que funcionó Colonia Dignidad, sólo lograron escapar de allí cinco personas. En 1997 cuando comenzaron a difundirse cada vez más las denuncias sobre lo que sucedía en la comunidad, Schäfer huyó de Chile. Fue arrestado en Argentina en 2005 y extraditado al país vecino, donde fue condenado a 33 años de prisión. La película dirigida por Gallenberger va incluso más allá y expone cierta complicidad de la embajada alemana en Chile en tiempos de Pinochet y acusa a Alemania de que los archivos sobre Colonia Dignidad siguen siendo clasificados en aquel país mientras que en Chile se han estado haciendo más esfuerzos por sacar a la luz pública este oscuro capítulo de la historia de Chile.

Colonia es una película bien dirigida y los momentos de tensión son manejados adecuadamente. No dudaría en recomendársela y lo mejor es que la encuentra en Netflix.



Ricardo González

COLONIA