​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Marzo, 2016.- El primero de febrero del presente año en el City Hall de Hamilton en medio del Comité de Concejales, Lloyd Ferguson, concejal por el área de Ancaster (Ward 12), calificó a Colombia como un “país al revés” y señaló  a los ciudadanos adinerados colombianos como “los señores de la droga”, asemejando al país con la película “Tras el corazón verde”. 

Este comentario se dio tras la presentación del Director del Sistema de Tránsito de Hamilton, Dave Dixon, quien hizo referencia a la ciudad de Bogotá, capital de Colombia, como modelo a seguir en pro de buscar alternativas de mejorías en el sistema de tránsito de la ciudad de Hamilton. Al respecto y total oposición, el concejal Ferguson, expresó que “Colombia es un país subdesarrollado para usarlo como punto de comparación”,  basándose en experiencias personales de su visita por una semana a Colombia 12 años atrás y de la perspectiva que se muestra de este país en una película americana.

Ante estas declaraciones, otro de los concejales, Matthew Green, expresó su desacuerdo y calificó a su compañero como un “concejal de estereotipos”. Green también presentó antecedentes estadísticos que ubican a Colombia en varias aéreas económicas por encima de Canadá.  A la intervención de Green, Ferguson respondió, "aliviánense, se supone que es divertido".

Ante la situación, la comunidad latina, especialmente la colombiana, inmediatamente expresó su indignación solicitando a Ferguson una disculpa pública. Muchas cartas fueron enviadas al concejal reprochando sus palabras, sin embargo él se negó a disculparse argumentando que no hubo intención de ofender y que sólo quiso compartir su punto de vista de lo que el observó durante su visita para una conferencia de negocios en la ciudad de Cartagena, donde en el transporte público “las personas trasportaban pollos y viajaban sentadas en los techos de los buses”, aseveró. 

Encuentro cara a cara

Ante los hechos, un grupo de hispanos se reunió con el concejal el pasado 10 de febrero en el Cafe Homegrown, ubicado en 27 King William St, donde tuvieron la oportunidad de expresarle personalmente su disgusto.

Ferguson comenzó la reunión con una disculpa verbal, diciendo sentía que sus palabras hayan ofendido a cualquier persona en la comunidad colombiana en Hamilton y proporcionó al grupo una copia impresa de la disculpa que envió por correo electrónico al Embajador de Colombia en Ottawa, Nicolás Lloreda Ricaurte.

Asimismo expresó que revisaría la solicitud de una disculpa pública con su personal. El grupo dio plazo para dar su respuesta antes del miércoles 17 de febrero a través de Carlos Vásquez, presidente de la Asociación de Refugiados Colombianos.

Fue entonces cuando el mismo 17 de febrero Ferguson hizo llegar al Embajador de Colombia en Canadá, una carta en la que ofreció disculpas sintiendo haber ofendido al pueblo colombiano.

 Asimismo, el alcalde de la ciudad de Hamilton, Fred Eisenberger, contactó a Álvaro Concha, comisario de Comercio del Consulado de Colombia en Toronto, para alivianar de una u otra manera esta controversia generada en el ambiente político y afirmó que "Hamilton sigue disfrutando de una relación de trabajo positiva con Colombia”, resaltando los lazos de desarrollo económico entre nuestros ambos países.
 
Por su parte Concha calificó el comentario de Ferguson como superficial y basado en estereotipos hechos con una mirada muy lejana de la realidad. "Y es cierto que el transporte público en Bogotá ha sido un modelo en América Latina." agregó. Adicionalmente lo invitó a su oficina en Toronto para “discutir algunas de sus preocupaciones concernientes a Colombia”.
 
Pero más allá de toda controversia, lo cierto es que Colombia y Canadá vienen apuntando hacia unas estrechas y cada vez más favorables relaciones, tal como se demostró el año pasado con la participación en los Juegos Panamericanos,  con la asociación para el desarrollo de una nueva tecnología de la información y las comunicaciones entre Hamilton, Niágara y Colombia y finalmente con la realización del foro de exportación denominado “¿Por qué Colombia?" que se llevará a cabo este mes de marzo.
 
Impresiones de la comunidad hispana de Hamilton

Marcela Rincón: “Orgullosamente hago parte de la comunidad colombiana en Hamilton y trabajo como abogada en esta ciudad. Los comentarios hechos por el Concejal Lloyd Ferguson resultan  particularmente ofensivos, irrespetuosos, ignorantes e inapropiados proviniendo de un concejal quien a su vez es el presidente de la Junta Directiva de la Policía de la ciudad  (“Hamilton Police Services Board”), y podrían llegar a influenciar la actitud y comportamiento de la policía respecto a los colombianos o hispanos, en una sociedad que promulga por la diversidad, igualdad y respeto entre sus miembros.  

Estos comentarios son perjudiciales ya que describen a los colombianos de una forma inapropiada y no representan la realidad de Colombia ni de sus  48 millones de habitantes. Es cierto que vivimos en una sociedad libre de expresión pero esa libertad, como todo derecho,  tiene límites y responsabilidades y no debe tolerar chistes ni comentarios que causen prejuicio e irrespeto a otros miembros de la colectividad, especialmente si vienen de un funcionario público.

Después de dieciséis días, el Concejal Ferguson ofreció lo que él califico como una disculpa, mediante una carta que hizo pública el periódico “The Hamilton Spectator”, dado el gran rechazo que manifestó la comunidad colombiana e hispana por medio de cartas, mensajes y artículos publicados en periódicos y redes sociales, así como a la activa intervención del cuerpo diplomático colombiano. En su carta, el Concejal dice que sus comentarios no tenían la intención de herir la comunidad canadiense/colombiana (utilizando erróneamente la palabra “columbian” en vez de “colombian”) y que sus observaciones fueron basadas en impresiones personales y subjetivas de su viaje a Colombia hace 12 años, lo cual corrobora su desconocimiento acerca de la realidad colombiana y de su  gente. Los colombianos hemos trabajado por casi tres décadas en borrar la imagen negativa que dejó el narcotráfico y somos miembros activos y ejemplos positivos en varios países. Contrario a su punto de vista, utilizar el sistema de buses de Bogotá como punto de comparación resulta posible y lógico especialmente cuando hablamos de un sistema de transporte que ha servido de modelo para varias ciudades del mundo.

Hamilton se podría beneficiar de estos y muchos otros ejemplos positivos de nuestros países latinoamericanos. Es nuestra labor como hispanos, educar mediante la comunicación de nuestros intereses, conocimientos y cultura a los miembros de nuestra sociedad. Es de aclarar que en esta labor, lo mínimo que podríamos esperar es receptividad por parte de aquellos que ignoran nuestra cultura, logros y retos.

Contamos hoy más que nunca, con las herramientas necesarias para difundir quienes somos, nuestros valores y nuestras experiencias positivas que enriquecen a nuestra comunidad. Tenemos a nuestro alcance no sólo los medios tradicionales de comunicación sino que contamos ahora con el enorme poder de las redes sociales para manifestarnos y dar a conocer nuestros éxitos, inquietudes y rechazo, cuando sea del caso, en procura de una sociedad mejor. Queda demostrado con este vergonzoso incidente del Concejal Ferguson, que si nos unimos y nos manifestamos como grupo, podemos defender nuestros intereses colectivos como hispanos en aras a continuar ofreciendo un ejemplo positivo a seguir en Canadá”.

Lil Acevedo: “Me parece que al concejal Ferguson se le pasó la mano cuando dijo en frente de las cámaras que todas las personas adineradas de Colombia son traficantes de drogas y considero correcto que se haya disculpado a través de una carta enviada al embajador de Colombia. Muchas veces y me incluyo a mí misma, no sabemos que con nuestras palabras podemos herir o lastimar a una o muchas personas. En el caso del concejal, como persona que tiene un cargo público y vive en una  ciudad multicultural como Hamilton, está claro que debe actuar con cautela. Educación sobre sensibilidad cultural y diversidad es urgentemente necesitada. Demostremos que podemos dar una lección de forma civilizada todos como una Latinoamérica unida”.

Carlos Vásquez: “Como parte del grupo que hizo acercamiento con el concejal Ferguson para que se disculpara y enmendara su error puedo decir que todo lo que dijo e hizo fue desmedido, mal intencionado y mal proporcionado. Por más que defiende su experiencia en Colombia, sus palabras estereotipan lo que nosotros como colombianos hemos tenido que soportar por los últimos 25 años o más y estamos trabajando a para cambiar esa mala concepción a través de la música, el deporte y nuestros productos nacionales. El señor concejal está en la obligación de enmendar el daño causado por sus palabras tomando una actitud madura y de responsabilidad ante su error. Nosotros estamos buscando que retracte sus palabras no por medio escrito, sino de la misma manera como fueron producidas. Estamos esperando su intención a invitarnos como comunidad a una sesión del Consejo y vamos a estar ahí con o sin su invitación. ‎Es nuestra obligación defender nuestro país”.

Ricardo González: “Con respecto a los comentarios hechos por el concejal Ferguson y que terminaron por levantar toda esta lamentable polémica, me parece que fue muy importante que la comunidad hispana (principalmente la colombiana) levantara la voz para hacer notar su desacuerdo y desaprobación ante tales aseveraciones. Sin embargo, y desde mi muy personal punto de vista, creo que el asunto trascendió más allá de los límites de la cordura y la diplomacia al exigirle al Sr. Ferguson a toda costa una disculpa pública que ya de entrada me parecía estéril. Para ello expongo los siguientes puntos:

1. Nuestra autoestima no debe depender de la opinión de los demás.

2. Cuando realmente sabemos lo que somos, lo que buscamos, cuando conocemos nuestras capacidades y nuestros valores, ¿debería afectarnos que hablen de nosotros?

3. Los prejuicios, la ignorancia y la intolerancia de otros es problema de ellos y son ellos quienes deben lidiar con eso.

4. El arma más importante que tenemos como hispanos es la fuerza del trabajo y debemos desempeñarnos en todos los ámbitos con honestidad y profesionalismo. Esta fuerza es más poderosa que las palabras y además  nos dignifica como cultura y como seres humanos.

Me parece que debemos aprender a mirar hacia el interior de nosotros mismos sin miedo a lo que podríamos encontrar allí, pero de ese tema me gustaría hablar en otra ocasión”.

Liliana Figueredo:
“El incidente en donde el concejal de Ancaster, Lloyd Ferguson, uso palabras derogatorias y estereotipos en contra de Colombia y los colombianos, es más serio y más preocupante de lo que podría pensarse.  No se trata simplemente de un individuo haciendo un comentario racista e irrespetuoso, denota el sentimiento de supremacía y privilegio de un grupo que siente a los inmigrantes como intrusos, como personas inferiores que han fracasado en su intento de volverse como ellos, inteligentes y exitosos, y que por lo tanto piensan que atreverse a ver a cualquiera de nuestros países o culturas como un modelo a seguir es completamente inaceptable.

Queda claro, después de la reunión con él y de la carta que envió al embajador de Colombia, versión bastante pobre de una disculpa, que siente que sus palabras son basadas en lo que para él es la realidad de nuestro país y lo que somos como colombianos. Estos mismos conceptos son usados por algunos proveedores de servicios privados y estatales, empleadores, dueños de propiedades para la renta y otras personas con poder de decisión, para negarnos oportunidades y así impactar nuestra vida y la de nuestros hijos de una manera definitiva. Es necesario empezar a ver este incidente por lo que es, un problema social que es necesario combatir”.



Luz Marina Hernández y Carmen Nidia Guevara

Colombia generó controversia en reunión con concejal de Hamilton