Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá

 The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Ángel Mila: "Voy a donde me lleva el amor"

Enero, 2015.-Española, descendiente de vikingos y celtas, y tal vez viajera de las constelaciones, integrada totalmente a la comunidad latina y canadiense. Esa es Ángel Mila, una mujer polifacética que estudió medicina china, es escritora, profesora y conferencista.

Lo primero que queremos saber es porque lleva nombre de chico siendo además tan femenina. “Me encanta responderte pues mi nombre siempre es motivo de extrañeza. Si me llamara Rocío, Rosario, Jazmín, Milagros, Alma, Celeste, etc., no llamaría la atención, porque estamos acostumbrados a verlos en mujeres, pero todos ellos y una lista mucho más grande, son en su etimología, masculinos. Se dice el rocío, el rosario, el jazmín, el milagro, el alma, el celeste. No se dice la color celesta, ni la rosaria, ni la jazmina. Muchos nombres de mujer son etimológicamente masculinos, entonces, Ángel, es otro de esos nombres que las mujeres también nos gusta llevar. Mi nombre como escritora, y por el que se me conoce es Ángel Mila. Mila, por Milagro y Ángel es el seudónimo para mis obras literarias. Ángel Mila es un nombre registrado.

Y así lo vemos en los libros que ha publicado y que reposan en su escritorio junto a varios ejemplares de la revista de corte empresarial Metrópoli, de la cual fue directora y editora durante más de catorce años en Venezuela.

-Sabemos que naciste en España, y viviste en Venezuela pero cómo llegas a Canadá y a integrarte tanto en la comunidad latina.

“Sí nací en España. Allí hice mis primeros estudios, viví con mi familia, mis padres, mi hermana y una perrita de raza loba. Siendo muy jovencita me enamoré de un chico, quien hoy es todavía mi esposo. Nos hicimos novios y en medio del romance, él se fue a Venezuela, por compromiso de trabajo. Nuestro amor estaba destinado a durar, así que no quisimos torcer el destino y nos casamos. Yo me fui con él a Venezuela y allí vivimos pensando que sería por un par de años, pero aquel país nos enamoró a los dos, nos atrapó y ya no regresamos, más que durante vacaciones. Así es la vida, hoy pienso que me perdí también mucho, perdí contacto con algunos familiares y no viví con mis padres el tiempo que hoy hubiera querido. Mi papá vive en Coruña, mi hermanita también, mi mamá regresó al cielo en el 75.

Mi hija Verónica nació en Venezuela y mi nieta Mila ya nació en Canadá, país al que llegamos por Verónica. Ella se graduó en Venezuela de bachiller con honores. Su premio no fue una fiesta, sino que ella prefirió venir a estudiar a Canadá. Le permitimos venir para estudiar inglés, luego quiso su High School y luego su carrera y más tarde se enamoró, se casó, tuvieron a Mila e hicieron de Canadá su hogar definitivo. Mi esposo y yo, por reunión familiar, decidimos mudarnos a Canadá, país que ya conocíamos desde tiempo atrás y felizmente aquí nos quedamos”.


“El escritor, cuando le viene de ancestro, no pierde la maña”

La pluma la ha acompañado desde corta edad. Sus primeras historias las escribió en España para Radio Juventud de la Coruña, Cadena SER. “Escribía para un programa que se llamaba La Ballena Alegre, el cual era presentado por el “Tío Julio” (así le llamaban). Allí leían mis poemas y cuentos ¡y yo tan feliz!. Y es que el escritor, cuando le viene de ancestro, no pierde la maña, así que en Venezuela seguí escribiendo en periódicos, revistas etc. Escribí mi primera novela, luego serían catorce obras entre novela, poesía, cuento, teatro y ensayo. Como es natural se sucedieron las entrevistas, radio, televisión, conferencias y la publicación de mis libros.

Ha sido miembro de la Asociación de escritores de Venezuela, el Instituto Venezolano de Cultura Hispánica, la Asociación de Cultura Iberoamericana, la Fundación Iberoamericana, el Círculo de Escritores Iberoamericanos, presidenta de la Academia Europea de las Artes (Bélgica, Namur) sección venezolana, y otras instituciones culturales.

Vemos en las paredes de su consultorio varios cuadros que muestran sus premios literarios, una condecoración en la cual se lee “Condecoración Orden Andrés Bello”, “Primer premio en Arte y Clase”, “Primer premio en Prestigio Latino”, “Destacada escritora del año 1995”, “Venus de oro como escritora del año”, entre otros varios.

Y comenta que ha sido condecorada con moneda de cobre del Instituto Venezolano de Cultura Hispánica (IVCH) en 1979 y con moneda de oro en dos oportunidades (1980 y 1985).

-¿Cuál es tu libro más importante?

“Mis libros son mis otros hijos. Todos son hermosos ante mis ojos y mis afectos. El más polémico es Tiempo de Espera, llevado a la telenovela Cristal, ganadora en España del Premio Ondas y traducida a casi todos los idiomas del mundo. El libro más popular es Diálogo con una Reina, el más vendido Belleza y Salud, el que más se me parece es Viaje Astral, porque habla sobre el origen del hombre y su paso por esta existencia y yo investigo sobre este tema haciendo uso de todas las fuentes, tanto científicas como religiosas. El libro que más me conmueve es Escrito con Miedo. Pero todos llevan mi sangre. Los amo a todos por igual.

Por sí fuera poco estudió Medicina China en la Universidad de Medicina Tradicional China y Farmacología de Beijing e hizo prácticas en el Hospital de Dong Zhi Men, en Beijing. "En Venezuela me gradué en la escuela de Medicina China Lao Tse. Ejercí en Caracas en consulta privada e hice voluntariado médico en el Hospital de Caricuao, y diversos centros en barrios, clínicas y hospitales. En mi clínica Tian Salud dispuse un día en la semana para asistir a los más necesitados. Pero en Venezuela se cerró este importante ciclo de mi vida que me trajo a residir a Canadá donde cada día me siento más saludable, joven y con el alma dispuesta a repetir la vida".

En la pared encontramos ahora un título que la certifica como miembro de la Asociación de Medicina China y Acupuntura de Canadá y otro de Profesora de Español como Segundo Idioma, impartido por la Universidad Mc Master.

En la actualidad da clases de español en el Colegio Laura Secord en las mañanas, en las tardes atiende su consultorio de acupuntura y adelanta varios proyectos literarios.

Para terminar añade que ser emigrante es un título. "Emigrar nos enseña más que cualquier universidad. Que me siento orgullosa de mi comunidad latina a la cual pertenezco por solidaridad y por amor. ¡Gracias!”.


Luz Marina Hernández