The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Amar en libertad

Amar en libertad

Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá

Septiembre, 2015.- Hace unos años fui a España a visitar a una amiga, quién me presentó con mucho orgullo a sus mascotas, eran un par de canarios que vivían en una jaula, me manifestó que los amaba y que eran sus compañeros de vida. Yo con mucho amor y respeto le expresé mi sentir y le dije; ¿sabes cuál es la esencia de los pájaros?, me respondió, no  lo sé, conteste: pues volar, ellos nacieron para volar, no para estar encerrados, ábrele las puertas a tus bellos pájaros, explícales que los amas y que tú les ofreces alimento, vivienda, amor y libertad y que si quieren quedarse tu estarás muy feliz de poder seguir compartiendo la vida con ellos, pero si por el contrario quieren su libertad, tú se las darás. Así lo hizo mi amiga, los pájaros tomaron rumbo y jamás regresaron, fue muy triste ver el dolor de mi amiga, nunca me lo dijo, pero sus lágrimas reflejaban un gran arrepentimiento de haber aplicado mi sugerencia.

Hace poco una adolescente vino a consultarme, María Paula, la hija de una gran amiga mía y me contó que le habían regalado un canario que se llama “Canelo”, yo con la claridad de la esencia de los pájaros, pero con el temor de volver a repetir la historia de mi amiga de España, le di la misma sugerencia: Háblale y déjalo en Libertad, si de verdad lo amas.”

Unos meses después ella volvió, me trajo fotos y me contó como su canario salió de la jaula y vuela por todos lados, va y viene, llenando de alegría la casa de las Acevedo. Cuenta que en las noches, por su propia voluntad se mete en su jaula a dormir y hasta el perro Martín respeta su vuelo. 

A veces se nos olvida la esencia de quienes nos rodean, bajo el pretexto de que los amamos, los retenemos, los encerramos en jaulas imaginarias y otras físicas, cuando todos sabemos que el fundamento del amor es la libertad.

Qué bueno que todos le podamos decir a las personas y animales con las que  convivimos, lo mismo que le dijimos a los pájaros: “yo te ofrezco bienestar, vivienda, amor, alegría, pasión, y muchas cosas más, te abro las puertas !vuela! te ofrezco amor en libertad... Así podremos tener la certeza de quién se queda es porque su sabiduría valora y sabe que ese es el lugar donde de verdad desea estar.

Todo lo contrario sucede, cuando obligamos a otro ser a estar con nosotros, porque no tenemos la valentía de enfrentar nuestros miedos a la soledad, y llenamos nuestros vacíos obligándolos con chantajes emocionales, y alimentando nuestro ego, creyéndonos dueños de la vida de otros seres, simplemente porque un papel lo dice, una tradición lo establece, o por ignorancia.

Los invito para que revisen si los seres que te acompañan están en libertad, ábreles las puertas, disfruta de su vuelo, y si te lo mereces y te  lo has ganado con tu amor, ellos regresarán en agradecimiento y amor.