Enero, 2018. - Es un placer saludar este 2018 en compañía de ustedes, donde todos nos unimos como la gran familia Presencia Latina.  Una comunidad en la que las fronteras entre países no existen y nos reunimos en un solo espíritu para iniciar una nueva jornada  que durará 365 días en el presente ciclo. Y parece que el propósito de año siempre apunta a un mismo punto:   Ser felices.

Sin embargo, esa apuesta parece repetirse una y otra vez en una carrera donde a veces ocupamos el primer puesto y otras veces el último. Hasta a una fuente le atribuimos la responsabilidad de darnos esa anhelada felicidad.  Pero entre más la buscamos a veces más esquiva se vuelve.  Sin embargo, pareciera haber una fórmula infalible a la hora de ser felices: 365 metas.

Hasta el filósofo Platón se metió en el tema y dijo algo que  hoy sigue vigente: Sin metas no es posible avanzar.

Él lo decía a su manera: “Los espíritus vulgares, no tienen metas, no tienen un destino”.  En Presencia Latina estamos convencidos que no es el caso de nuestros lectores.  Siempre hay una lista interminable de metas con diferentes nombres. La cantidad y la calidad de los objetivos mismos no están en duda, todos corresponden a una vida de bienestar en su gran mayoría, pero a veces se hace necesario revisar la misma.

En ocasiones, la caminata a esas metas se parece a la caminadora estática del gimnasio: Aunque se corra mucho se permanece en el mismo lugar.  Sin embargo el fijar la atención en las metas olvidando el contexto, no nos permite ver cómo se va avanzando en otras áreas.  Allí se encuentra el punto álgido: A veces la vida nos muestra la felicidad desde un espejo que no visualizamos porque queremos verla a través de otro cristal.

El espejo a través del cual vemos otro tipo de felicidad diferente a nuestro cristal, se llama: La felicidad diaria.  Si en lugar de perseguir sueños compulsivamente, nos detuviéramos a ver todas las maravillas que el día a día nos trae, viviríamos mejor.  Se trata de 365 días nuevos.  Son 365 metas diferentes.

Qué respondemos al llegar a casa cuando nos preguntan:   ¿Cómo te fue hoy? Si lo hiciéramos con base en las experiencias pequeñas o grandes de cada día, sin pasarlas por el cedazo irrestricto de nuestras expectativas, haríamos una lista interminable de detalles maravillosos de lo que dimos y recibimos.

En alguna oportunidad mientras esperaba el transporte público camino a la oficina, en una fría madrugada de lluvia, estacionó frente a mí un bus escolar que llevaba niños no mayores a 10 años.  De repente crucé mi mirada con un chico de aproximadamente 6 años y  sonreímos, mientras el bus avanzaba nuevamente él me lanzó un beso y yo lo bendije.  Ese día al llegar a mi oficina, al supermárket, a mi casa, no tuve otro tema de conversación.  Han pasado unos 10 años desde aquella hermosa experiencia que marcó mi felicidad aquel día y aún me hace recordar que la vida es bella, que  nos regala tantas cosas maravillosas que por el afán de nuestros retos personales, muchas veces hasta nos permitimos ignorar.  No recuerdo las afugias económicas de aquel día, ni el espaldarazo o regaño del jefe, o la multa de tránsito, solo recuerdo que ese día la vida me hizo feliz porque se lo permití.  La meta se cumplió.

¿Por qué habrán  sido 365 días cada año y no menos o más?

Tal vez nunca lo sabremos pero nuestro deseo desde Presencia Latina es construir juntos el cristal que transmita felicidad a la  vida de nuestros lectores cada día. No lo olviden, nuestro número es 365.

 

¡Felices 365 días, 2018!

365 metas

Directorio Hispano


ESCUCHA

PRESENCIA LATINA RADIO

DOMINGOS 10 - 12 PM

​101.5 FM

The Hack

 The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá