The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, Kitchener, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Diciembre, 2016.- Ya entramos en la estación del año que representa un gran cambio no sólo en la temperatura sino en la vestimenta. Por lo que para muchos es el momento de sacar del closet las chaquetas y abrigos guardados del invierno pasado para darles uso nuevamente. Sin embargo el hecho de haberlos guardado por meses no quiere decir que estén en las mejores condiciones y listos para ser usados.  La humedad, el tiempo, la sal que se les pega  y muchas veces las manchas que no se removieron antes de guardarlos pueden dañarlos y hacer lucir un abrigo de excelente calidad y con muy poco uso como una prenda de apariencia vieja y pasada de moda. Ni hablar de los modelos que llevan piel en los gorros o capuchas que son aún más delicados y con el paso de los meses envueltos en plástico o guardados en espacios muy pequeños pierden su forma, cambia su textura y a veces su color, por lo cual es necesario revisarlas bien antes de usarlas para que con una lavada profesional o quizás lavándolas en casa con los productos adecuados y algunas recomendaciones que a continuación les daremos, vuelvan a lucir como nuevas. 

Para este invierno 2016/2017 contamos con una gran gama de abrigos y con cortes y líneas modernas hechas con telas más delgados para aliviar el peso de la prenda y especiales para  soportar bajas temperaturas que van hasta -35 grados.  Muchos de estos modelos cuentan con la combinación de pieles naturales en colores intensos e impactantes, adornando los gorros o capuchas dándoles un look bastante sofisticado y moderno a la vez. Entre las más buscadas están los cortos a la cintura llevados más por los caballeros y  las más largas conocidas también como chaquetas tres cuarto (3/4) que definitivamente son las más cotizadas principalmente por las damas para estos fríos meses de invierno.

Para mantener una buena temperatura la gran mayoría de las parkas o chaquetas vienen rellenas de plumas de pato o ganso y forradas muchas veces con material térmico.

Por esta mezcla de materiales y texturas es recomendable leer muy bien las etiquetas informativas que vienen en cada prenda donde especifican tanto la temperatura para la cual sirve cada chaqueta, el tipo de lavado y secado y productos que se deben respetar para evitar dañar la prenda a la hora de lavarla o secarla. Sin embargo a pesar de todas las instrucciones que cada prenda tiene cuando se trata del cuidado y lavado de nuestras chaquetas o abrigos de invierno hay mucha falta de información.  

Por eso cuando nos enamoramos de un abrigo a primera vista es importante y recomendable leer bien e informarse de que material y relleno está hecho, revisar las instrucciones de lavado y secado para que pueda darle el uso y mantenimiento correcto y tomar en cuenta ciertos detalles para que su adquisición sea una  inversión que valga la pena para varios años.

Los abrigos suelen ser costosos, por lo tanto es muy importante proteger esa inversión, por lo tanto les dejamos esta lista de recomendaciones para cuidar, lavar y guardar tus abrigos como todo un profesional:

1- Durante el invierno limpia tus abrigos de lana con un cepillo quita pelusas para eliminar la suciedad acumulada.
2- Cuelga los abrigos de lana o cachemira en colgadores o ganchos firmes para evitar que el peso del abrigo estire el área de los hombros.
3- Las parkas siempre se deben sacudir antes de ser guardadas y al sacarlas para evitar que las plumas se acumulen en áreas y pierdan su forma.
4- Deja respirar tus abrigos y chaquetas, procura guardarlas en el closet sin que queden apretadas.
5- Quita las manchas usando un poco de agua fría o soda con toalla de papel.
6- Para eliminar el olor a humedad debes extender tu abrigo o chaqueta al aire libre por al menos una noche para que pueda respirar la tela y luego colocarla unas horas al sol para deshacerse de las bacterias a través del calor que causan el mal olor.
7- Si ves manchas de desodorante en la parte de las mangas coloca un poco de bicarbonato de sodio en agua y limpia el área con un paño humedecido y deja secar al aire libre.
8- Los abrigos de lana, cachemira, chaquetas con plumas o piel  deben ser lavados al principio y final de cada temporada por especialistas.  No olvides que las polillas son atraídas por olores de perfumes, comida, desodorante y humo, así que antes y después de usarlo en el invierno preocúpate de darle su cuidado necesario en manos de profesionales.
9- Y si decides lavar tu parka en casa, solo usa un detergente suave, agua tibia y mete en la lavadora una prenda pesada como un jean o una toalla para que ayude a frotar la chaqueta. Para secarla colócala en la secadora con unas pelotas de tenis para que esponjen las plumas y disuelvan cualquier grumo, junto a tres toallas para que absorban la humedad. Retira la chaqueta cada 10 minutos sacúdela y vuélvela a meter a secar. Asegurarte que este bien seca por dentro ya que las plumas húmedas pueden causar moho.


Carla Guzmán

¿Ya tienes tus abrigos listos para este invierno?

Más de diez años informando, uniendo y sirviendo a la comunidad hispana de las regiones de

Hamilton, Niagara, Halton y Peel en Ontario, Canadá