​​ The first Spanish Newspaper for the regions of Hamilton, 

Niagara, Halton, ​and Peel in Ontario, Canada. 

Mayo, 2016.- Algunos llevan la mirada triste porque no pueden pronunciar ya esta frase. Otros más afortunados tendrán la dicha de disfrutar de la presencia de su madre, en todo caso, conmemoramos su día, por ello este espacio se llena hoy de claveles rojos y blancos. Los claveles rojos simbolizan a la madre que está viva y los claveles blancos simbolizan a las madres que ya se han ido.

Cuando empecé a escribir este artículo, lo enfoqué hacia los orígenes de esta celebración que se remontan a la antigüedad grecorromana y está muy bien saber que según la mitología griega, el homenaje a la madre, comenzó siendo unos extraordinarios rituales en honor a la titánide Rea, quien era una diosa pero también era  madre de Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus, todos ellos también  poderosos dioses; pero cuanto se pueda decir sobre remotos orígenes históricos y legendarios está repetido ampliamente en toda la literatura, por eso, descendemos  de los pináculos del Olimpo  y nos situamos en los motivos reales, en las mujeres de antaño y contemporáneas, las  de carne y hueso quienes inspiraron este día y a quienes se dedica la festividad. Un día exclusivo dedicado a la mujer madre, a nuestra adorada mamá.



¿Qué originó esta festividad?


Las raíces  vienen desde diferentes lugares y por variados motivos entre los que se destacan el trabajo social de la mujer madre. Con los años cada país (como veremos luego) adoptó una fecha acorde con algún evento propio, pero el momento en que todas las iniciativas y tradiciones confluyen en una celebración mundial casi unificada en fecha, se debe a una hija que quiso conmemorar el trabajo de su madre. Veamos…

Se dice que la idea de celebrar el día de las madres, se gestó en Estados Unidos por los años 1865-68,  a partir de unas reuniones “Mother's Day Meetings” que Ann Maria Reeves Jarvis (1832 - 1905)  realizaba con madres trabajadoras para mejorar sus condiciones de vida y también por la dedicación y esfuerzo que Ann realizó anteriormente durante la guerra de secesión cuando dirigía  y apoyaba a las mujeres que estaban en el frente de batalla trabajando como enfermeras.  Esta fue la semilla, un hecho alejado de lo que hoy conocemos como Día de la Madre.

La fundadora de la celebración, sería más tarde su hija Anna Marie Jarvis nacida el 1 de mayo de 1864. Anna es reconocida como la “madre del Día de la Madre” porque quiso proyectar hacia el futuro la importante labor que había realizado su progenitora, siendo apoyada años después por  el presidente Woodrow Wilson, la iniciativa de Anna se fue materializando.

En 1908 se celebró la primera ceremonia no oficial. De este modo nació y se extendió la idea de esta efeméride; pero no todo se desarrolló según la iniciativa e intenciones de Anna ya que con los años la fiesta se comercializó, nadie hablaba en este caso de madres trabajadoras o valientes mujeres en la guerra, todo se orientó hacia el festejo, los regalos y las reuniones familiares, que eran y son algo hermoso, pero Anna no estuvo de acuerdo  y finalmente fue ella misma quien luchó en contra de la celebración de ese día. Promovió manifestaciones ruidosas y altercados que la llevaron a prisión. Una de sus frases: “Una tarjeta impresa no significa más que se es demasiado indolente para escribirle de puño y letra a la mujer que ha hecho por uno más que nadie en el mundo”. Más tarde acompañada por su hermana Ellsinore, gastaron toda la herencia en impedir que esta fecha se celebrase. Anna mencionó su arrepentimiento por haber impulsado el Día de la Madre y  murió sintiendo que se había desvirtuado su iniciativa. Nunca se casó ni tuvo hijos, pero amó, respetó y valoró infinitamente el trabajo que había hecho su madre. La semilla se convirtió en flor y el fruto es el reconocimiento en general a la mujer madre.

 
Proclama del Día de la Madre y “Mothering Sunday”


Otra iniciativa no relacionada con la visión actual de esta fiesta es la de Julia Ward la poetisa, abolicionista, académica y activista en 1870,  pues  su contribución fue destacar el valor de la mujer madre al escribir la Proclama del Día de la Madre. Aquí un fragmento: “No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia. Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos. Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice ¡Desarma! ¡Desarma!”.

Asimismo en Reino Unido se registra otro origen para esta celebración, cuando en los tiempos del 1600  era común que los jovencitos y hasta los niños se iban a otros pueblos para trabajar, los oficios que realizaban eran como ayudantes, recaderos o sirvientes, entonces, asistían a la iglesia “hija”, que les quedaba más cerca, pero una vez al año, por Cuaresma, regresaban a sus pueblos y visitaban a la iglesia “madre” en su ciudad de nacimiento. Como volvían a casa de sus madres, todos se esmeraban en llevarles algún presente que consistía en flores, pasteles o algún otro regalo. Las madres a la vez hacían una fiesta familiar y de esta forma se estableció el Día de la Madre que se celebra hasta hoy el cuarto domingo de Cuaresma.


Mayo para mamá


No todos los países celebran el día de Madre en el mismo día, sin embargo en casi todos se hace en el quinto mes del año.

El  primer domingo de mayo se celebra en España y Portugal. El segundo domingo en Chile, Cuba, Ecuador, Honduras, Perú, Uruguay, Venezuela, Puerto Rico, Brasil, Estados Unidos, Canadá, Colombia, excepto Cúcuta, porque aunque lo celebraban en esta misma fecha, la cambiaron  debido a que el barco que traería mercancía  de Europa se retrasó, y decidieron esperar a que el barco llegase y poder ofrecer a las madres los más finos obsequios. Así en esta zona de Colombia celebran el día de las progenitoras el último domingo de mayo.

10 de mayo México y en Guatemala.

15 de Mayo Paraguay.  Establecieron este día porque es su  "Día de la Independencia", y los paraguayos sienten a su patria como a la Madre Patria.

27 de mayo Bolivia. Esta fecha es debida a un hecho extraordinario debido a la Guerra de la Independencia de Bolivia, cuando las mujeres casi sin armamento se agruparon y resistieron en la punta de la colina de San Sebastián, en el lugar conocido como La Coronilla. La fecha se eligió para conmemorar el valor de estas heroínas.

Los católicos a su vez trasladaron la celebración para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús el  8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción.

En fin se trata de un tiempo conmemorativo en el cual se honra en todos los países a las fantásticas mujeres que dan todo por sus hijos y por la sociedad.

Mi madre era la mujer más bella del mundo. Su alma era tan pura, grande y generosa que ya no pertenecía a este lugar, por eso debió irse antes de tiempo. A ella le debo además de mi vida, mi amor a Dios, a la naturaleza y cuanto soy como ser físico y espiritual.  Yo establecí para honrarla  y amarla todos los días de mi existencia. Este es mi humilde homenaje a mi madre, y a todas las madres.



Ángel Mila

“Madre… ¡Cuánto te amo!”